Vínculos de accesibilidad

OPINION: Los y las jóvenes, actores clave para enfrentar el cambio climático en la ciudad de Iquitos (Perú)

Los y las jóvenes serán de los más afectados por el cambio climático, pero, a su vez,  tienen el potencial para protagonizar cambios para enfrentar el cambio climático. Es necesario involucrar a la juventud para que lidere  acciones climáticas en sus comunidades. ¿Cómo hacer que esto ocurra? A través de este proyecto realizado en Iquitos en Perú, organizaciones y grupos locales encontraron los incentivos necesarios.

 

Del curso Comunicando el cambio climático de manera efectiva”, organizado por el Centro de Conocimiento sobre Cambio Climático de América Latina (Clikhub), entre mayo y junio del 2020, surgieron más de cien interesantes proyectos de comunicación sobre cambio climático en América Latina. Cinco de ellos fueron seleccionados para ser apoyados por CDKN/FFLA a través de un fondo semilla. Estos proyectos están siendo implementados en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.  Uno de esos proyectos fue “Los y las jóvenes, actores clave para enfrentar el cambio climático” que se llevó a cabo en la ciudad de Iquitos (Perú) .

Este proyecto fue coordinado por Maritza Mayo D’Arrigo, participante del curso mencionado, en colaboración con  Illariy Consultoría Desarrollo Urbano y Territorial, la Municipalidad Provincial de Maynas y las organizaciones locales que forman parte del Acuerdo por Iquitos: (i) ONG Fundación Árbol de la Vida, (ii) Dessos, (ii) Colegio de Arquitectos del Perú – Regional Loreto y (iv) radio La Voz de la Selva. El Acuerdo por Iquitos es un colectivo  formado por organizaciones de la sociedad civil que busca el consenso para la construcción de una nueva Visión de Ciudad Metropolitana: Iquitos al 2040. 

La propuesta consistió en capacitar a jóvenes de Iquitos y realizar un concurso donde se otorgaría un  fondo semilla para que se realice una o dos acciones climáticas. 

La ciudad de Iquitos y su problemática sobre el cambio climático

El proyecto se desarrolló en la ciudad amazónica de Iquitos en el Perú. La ciudad se encuentra en el departamento de Loreto. Iquitos está rodeada por 3 ríos: Itaya, Nanay y el Amazonas, lo que la convierte prácticamente en una isla y la vuelve vulnerable a las inundaciones.  Por su ubicación, su acceso es principalmente por avión. El 20 % de la ciudad está constituida por zonas inundables, las que anualmente se cubren de agua (Plan de Desarrollo Urbano de la Municipalidad Provincial de Maynas 2011).

Durante 2020, la Municipalidad Provincial de Maynas, el Acuerdo por Iquitos e Illariy Consultoría, se unieron para promover la sensibilización de los diversos actores de Iquitos en relación con el cambio climático. Esto se debe a que el cambio climático ya se siente en la ciudad con incremento de la temperatura,  islas de calor en la ciudad,  vientos huracanados, y el peligro de que las inundaciones y sequías sean  más frecuentes e intensas.

Este proyecto se realizó en paralelo con un proyecto auspiciado por FLACSO- Ecuador, que está apoyando el diseño de la hoja de ruta para elaborar el plan climático de la ciudad de Iquitos.

Capacitando a los y las jóvenes:  la brecha digital

El proyecto se planteó para dos públicos diferentes: jóvenes con estudios superiores y jóvenes que viven en barrios populares y que no cuentan con estudios superiores.  El 10 de septiembre de 2020, en el marco de sus conferencias anuales sobre la ciudad, el Acuerdo por Iquitos presentó los dos proyectos en curso durante las exposiciones sobre el cambio climático. En dicha oportunidad se dieron las indicaciones para que las y los jóvenes pudieran inscribirse. 

Debido a la pandemia de COVID-19,que afectó duramente al departamento de Loreto, y por ende a la ciudad de Iquitos, los encuentros presenciales de capacitación no fueron una opción. Pero, por otro lado,  la inequidad en el acceso a  internet se hizo evidente, ya que  en la región existe una de las brechas digitales más altas del país con más del 80% de los hogares sin internet. Esto fue un tema clave que incidió en el desarrollo de las actividades de capacitación planteadas.

Así, se pudo observar que las personas que se inscribían por medios digitales eran mayoritariamente jóvenes con estudios superiores. Los jóvenes que vivían en el barrio de la zona Baja de Belén tenían dificultad para participar de manera virtual en las capacitaciones por no contar con servicio de internet. Se decidió entonces realizar encuentros presenciales en las casas de los y las jóvenes, donde también participaron miembros de las familias. Entre 14 y 50 jóvenes de 20 años, en promedio, participaron de las capacitaciones. 

Fueron capacitaciones presenciales con su propia dinámica, se iniciaban con actividades dirigidas por uno de los jóvenes quien asumió el liderazgo del grupo, Manuel Mozombite. Luego se pasaba a abordar el tema de la capacitación, para ello previamente se enviaban las presentaciones de los temas. Para su tratamiento, la responsable del proyecto, a través de una llamada por teléfono y en altavoz, explicaba el tema y contestaba las preguntas que pudiesen surgir.

Se capacitó a los y las jóvenes durante 3 semanas sobre distintos temas de cambio climático, el impacto en la ciudad, las islas de calor, la importancia del manejo de los residuos sólidos, liderazgo y campañas digitales con impacto, y tambíen se les  brindó asesoría por dos semanas para que puedan proponer un proyecto concursable para el fondo semilla. 

 

 

 

La acción climática ganadora

 Se promovió que los y las jóvenes participantes de la capacitación preparen una acción climática para que pueda acceder a un pequeño fondo semilla para su implementación. 

El grupo ganador lo conformaron 20 jóvenes de Belén Bajo. Ellos presentaron la iniciativa: “El corredor verde de Belén de sus plantas y remedios”, bajo el lema: “tu barrio verde, por una generación consciente donde las y los jóvenes de la zona baja de Belén se unieron para hacer frente al cambio climático”. 

Este proyecto planteó el involucramiento de vecinos frente al cambio climático y  generó conciencia en los hogares sobre la importancia de tener un lugar verde. La actividad principal fue el sembrado de especies nativas y medicinales en los balcones de las casas y la plantación de 100 árboles de punga (Pseudobombax munguba), árbol  nativo resistente a las inundaciones.

El día 5 de diciembre, las actividades iniciaron a primera hora de la mañana. Se realizó un espectáculo para niñas y niños y se repartieron los árboles y las plantas,para terminar con un desayuno. Por parte del grupo impulsor estuvieron presentes los representantes del Acuerdo por Iquitos y la Municipalidad Provincial de Maynas.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías de los jóvenes y ciudadanos de Iquitos participando de la entrega de arboles y actividades para niños.

El día central participaron además de los y las 20 jóvenes involucrados, otros 20 activistas, 8 adultos, y  se beneficiaron 31 familias de los asentamientos humanos Sachachorro y 6 de Octubre. Además de los 100 árboles punga se consiguieron más de 80 plantas ornamentales, y más de 80 plantas de usos medicinales. Las mismas fueron donadas por el vivero Mi Amazonas y las organizaciones Sembrando Vida e IACI.

Además de estas acciones, se generaron varios productos comunicacionales, por ejemplo  un  video  para el llamado a la acción climática, desarrollado en el barrio de Belén  por Carla Salamanca y Nicolás Beltrán,  y otros productos para apoyar la iniciativa.

 

 

Los y las jóvenes del barrio están muy fortalecidos y motivados para seguir adelante con  emprendimientos similares, y así lo asevera Manuel Mozombite, el líder barrial: “realmente estoy súper agradecido por el apoyo brindado en cuanto al proyecto que se ejecutó en Belén, dicha actividad cambió la dirección de vida de los chicos y chicas de Belén que participaron en el grupo” (Chat del 2020.12.16).

Varios de los y las jóvenes participantes también expresaron su alegría por las acciones realizadas:

Estoy muy agradecido por ustedes por pertenecer a este grupo porque estoy de acuerdo y yo también deseo cambiar el mundo por otro mucho más limpio..Y enseñar a las personas de cómo debemos reciclar sin botar desechos a los ríos y calles si queremos vivir una vida muy sana …De no contaminar nuestro mundo maravilloso mundo

Jesús Martín Olano Rojas-

Colegio IE. Petronila Perea de Ferrando – 5to de secundaria.  

Es momento, ya es hora! Concientizar a las personas y empezar a formar nuevos y futuras generaciones con amor y cuidado al mundo. Mi experiencia como voluntaria es muy buena, agradezco estar en este grupo y poder aprender mucho más de cada uno de ustedes. Y ser esa parte de la juventud que tiene conciencia del lugar donde vive y lo cuida. Hay muchos proyectos por realizar y  debemos sumar al gran cambio.

Rosario Fuentes

La pandemia de COVID-19, la deficiente infraestructura digital y el incremento de la pobreza en el 2020, supuso un desafío para el equipo organizador en el establecimiento de los canales de comunicación y el desarrollo de las actividades de capacitación para las y los jóvenes de la provincia.

Entre los aprendizajes de la iniciativa se destaca que tan importante como la capacitación es el promover la acción climática, porque esto va más allá de los beneficiarios directos y se puede involucrar a toda la comunidad. Estas acciones climáticas se pueden desarrollar con presupuestos reducidos y promoviendo el liderazgo de los y las jóvenes.

Un impacto inesperado fue que otros actores, como artistas  locales y de Lima,  al conocer de la propuesta, se sensibilizaron y apoyaron en el desarrollo de productos para apoyar la campaña. 

Este proyecto demostró que la juventud es clave para movilizar acciones climáticas que involucren a la comunidad. También que  existen formas de superar las brechas digitales que se generaron por la pandemia del COVID-19  y que las redes sociales son fundamentales para el accionar climático. 

 

 

 

 

 

 

 

, ,

Comments are closed.