Vínculos de accesibilidad

DESTACADO: 7 Años de Desarrollo Compatible con el Clima en América Latina y el Caribe


Por Patricia Velasco- Coordinadora Regional CDKN – LAC y  Coordinadora del Programa Diálogo y Capacidades de Cambio Climático, Agua y Energía FFLA

 

El impacto de CDKN en la region

La Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA) por siete años consecutivos fue el coordinador y facilitador de la Alianza Clima y Desarrollo (The Climate and Development Knowledge Network, CDKN en inglés) en la región.   La Alianza Clima y Desarrollo ha apoyado a los tomadores de decisión en el diseño y ejecución de un desarrollo compatible con el clima.  El Desarrollo Compatible con el Clima es un “desarrollo que minimiza los impactos causados por el cambio climático, mientras aprovecha al máximo las oportunidades que presenta un futuro bajo en emisiones y más resiliente” (CDKN, 2010). Esto se ha hecho combinando la investigación, servicios de asesoría y gestión del conocimiento en apoyo de los procesos de políticas trabajados y gestionados a nivel nacional y local.  CDKN tuvo programas nacionales en El Salvador, Perú, Colombia y proyectos específicos para El Caribe. Adicionalmente acompañó la implementación de proyectos a nivel sub-nacional (Municipalidad de Quito, Lima, La Paz) y a nivel regional (Cuenca Amazónica).

Resumir siete años de trabajo es difícil, pero se tratará de resaltar en este artículo los principales aportes e impactos del trabajo realizado en la región.   El ingrediente principal en todos los proyectos ha sido el diálogo, efectiva participación y articulación entre todos los actores.

 

Recorriendo cada país

Uno de los proyectos más importantes que CDKN en la región fue el Proyecto Planificación ante el Cambio Climático (PlanCC) en Perú; se inició en 2012 para apoyar la planificación nacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y una economía neutra en carbono. Liderado por el Ministerio de Medio Ambiente, más de 400 participantes del sector público, del sector privado, ONG, organizaciones de la sociedad civil e investigadores internacionales contribuyeron al plan. Como resultado se elaboraron 77 medidas de mitigación y adaptación que se convirtieron en la base del INDC de Perú en 2015 presentadas ante la Convención Marco de las Naciones Unidas (CMNUCC). A nivel local, el proyecto cLima sin Riesgo trabajó en el centro histórico y la periferia de Lima, buscando mejorar el conocimiento espacial, evaluar las inversiones y esfuerzos actuales realizados para mitigar riesgos y producir evidencia para guiar acciones hacia nuevas estrategias de resiliencia climática

En Colombia CDKN a través de la consultora Ecología, Economía, y Ética ( E3 Asesorías) ha apoyado la formulación del Plan 4C: Cartagena competitiva y compatible con el clima. Se creó un comité multiinstitucional para reunir a actores públicos y privados y juntos trabajar por un desarrollo compatible con el clima. El Plan 4C proporciona a Cartagena una hoja de ruta hasta el 2040 para promover e implementar acciones de bajo carbono, adaptación y desarrollo. La agencia de inversiones Invest In Cartagena está liderando la implementación del Plan 4C y sus cinco estrategias: barrios adaptados al cambio climático, protección del patrimonio histórico, adaptación basada en ecosistemas, turismo que responda al cambio climático y puertos e industria compatibles con el clima. Plan 4C cuenta con una inversión prevista de USD 59 millones de 2014-2024 para sostener el proceso.   Otro caso exitoso y muy importante para la infraestructura crítica en Colombia, es el desarrollo del Plan de Adaptación para el Sector de Transporte, conocido como Plan Vías-CC – el primer plan de adaptación sectorial de Colombia. El Gobierno apoya las concesiones viales de cuarta generación con una inversión de USD 18.300 millones y la modernización de las principales carreteras. Establece una vía clave que permite al sector iniciar inmediatamente la implementación de medidas de adaptación para asegurar inversiones rentables con diseños inteligentes para el clima. En los últimos años tambien se abordaron temas relacionados con el financiamiento climático y el trabajo con el sector privado. De especial relevancia ha sido el desarrollo del  Marco para la Estrategia Colombiana de Financiamiento Climático elaborado en conjunto con el Comité de Gestión Financiera del SISCLIMA (Sistema Nacional de Cambio Climático) y Econometría.

En El Salvador, a solicitud del Ministerio del Ambiente de ese país, CDKN financió la elaboración de un estudio para evaluar la vulnerabilidad de la infraestructura crítica del país ante los desastres naturales. Los resultados estimaron que el costo anual promedio de la reconstrucción de la infraestructura dañada sería de USD 35,5 millones. El proyecto ha ayudado a la definición de prioridades por parte del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de el Salvador (MARN), y otras agencias involucradas con infraestructura crítica, entendiendo la vulnerabilidad a desastres naturales. En El Salvador, CDKN también ha apoyado el fortalecimiento de capacidad institucional en el MARN. Esto ha aumentado el conocimiento sobre temas de desarrollo compatible con el clima y contribuido a la implementación del Plan Nacional de Cambio Climático.           Además, gracias al apoyo de CDKN, El Salvador es el primer país en América Latina y el Caribe en desarrollar metodologías para incluir variables de cambio climático en los procesos de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA).

En el Caribe, CDKN apoyó el desarrollo de la Herramienta de Adaptación y Riesgo al Clima del Caribe (CCORAL), una herramienta en línea diseñada para ayudar a los tomadores de decisiones en el Caribe a integrar el clima en sus procesos de toma de decisiones y planificación. El Centro de Cambio Climático de la Comunidad del Caribe (5Cs) desarrolló y adoptó esta herramienta, que puede ser utilizada por todos los sectores y ha acumulado más de 2.000 usuarios registrados. Incluso la herramienta fue recomendada por el grupo Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés).    Un recurso muy importante para el Caribe es el recurso hídrico, CDKN apoyó a la construcción un Marco de Inversión para la Resiliencia al clima y la seguridad hídrica en el Caribe y Plan de Financiamiento (CReWSIP por sus siglas en inglés) que tiene como objetivo proveer un enfoque coordinado y programático para identificar, priorizar y aprovisionar financiamiento para acciones que mejoren la resiliencia climática del Caribe. También en 2016 se trabajó para resumir y aportar los resultados mas importantes de mas de 70 productos de investigación de forma significativa para los tomadores de decision de la region

 

A nivel regional

Uno de los legados más importantes de CDKN es la aplicación del enfoque de NEXO entre las seguridades hídrica, energética y alimentaria en el contexto de cambio climático en la Amazonía. Como resultado de este proyecto se desarrolló una agenda de seguridad para la Amazonía. No una agenda enfocada solamente en la seguridad nacional en el sentido tradicional, sino que actúe para fortalecer los cimientos fundamentales de una sociedad próspera – enfocada a proveer un acceso sostenible al agua, energía, alimentos y buena salud para todos. Durante estos años se ha abordado este enfoque analizando la coherencia de políticas claves en Brasil, Colombia y Perú para poner en práctica este concepto.

Además CDKN ha apoyado la generación de conocimiento climático para la toma de decisión. Uno de los enfoques más interesantes ha sido la realización de análisis de vulnerabilidad según las necesidades de los gobiernos locales. Así se financiaron análisis a escala de ciudades, regiones y sectores a nivel nacional en cinco países. Es interesante ver hoy que estos estudios han sido un pilar fundamental donde se han desarrollado acciones concretas.

Otro proyecto emblemático a nivel regional, es el de Huella de Ciudades. CDKN conjuntamente con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) apoyaron la evaluación de la huella de carbono e hídrica en 8 ciudades sudamericanas: Quito, Guayaquil, Santa Cruz (Galápagos), La Paz, Santa Cruz de la Sierra, Lima, Fortaleza y Recife. En general, como resultado, se evidenció que los sectores de transporte y residenciales son los principales contribuyentes a las huellas de carbono y agua, respectivamente. Utilizando los resultados del análisis, los gobiernos municipales han podido establecer metas de reducción de huellas, así como identificar acciones concretas de mitigación y adaptación, e implementar estrategias de cambio climático para reducir las huellas de carbono y agua a largo plazo.

Recientemente, CDKN en la región ha apoyado en la creación de espacios e información para el diálogo y aprendizaje acerca de las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC por sus siglas en inglés). Las NDCs son muy importantes para el cumplimiento del Acuerdo de París en donde la meta es no superarar los 2°C de la temperatura promedio global. Uno de los espacios creados fue el taller “Camino a la implementación de las Contribuciones Nacionales” destinado a compartir las experiencias entre seis países de la región: Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México y Perú”. Como resultado se identificaron desafíos y oportunidades para implementar las NDCs. Además con la Plataforma Climática Latinoamericana se analizaron los factores en los sectores de Agricultura, Silvicultura y otros Usos del Suelo (AFOLU, por sus siglas en inglés) que pueden afectar la implementación de las contribuciones nacionales.   Los gobiernos locales tienen un papel importante sobre el impacto de las acciones de cambio climático que en coordinación con instituciones nacionales y otros actores relevantes orientarán y tendrán acción para el cumplimiento de los compromisos nacionales. En Perú se analizó esta hipótesis con tres regiones: Apurímac, Cusco y Ucayali en donde se demuestra la armonización de prioridades regionales y nacionales para el cumplimiento de las NDCs.

Uno de los desafíos mayores que existe en la actualidad para la acción climática es que el conocimiento generado sobre el efecto del cambio climático llegue a las manos adecuadas y supere las barreras institucionales y geográficas. CDKN en la región desarrolló un enfoque único integrado de conocimiento, redes, aprendizaje y comunicación, que fue modelo para el mundo. A través de la gestión de conocimiento la información compleja es digerida y adaptada a distintos públicos que lo necesitan en el medio adecuado. También la comunicación juega un papel fundamental ya que esa información debe ser diseminada con campañas inteligentes a través de redes de periodistas. El aprendizaje y el trabajo en redes aseguran que se creen sinergias y espacios de reflexión que ayuden al cambio.

 

De cara al futuro

Siete años de trabajo en temas de cambio climático para la región con CDKN significa un gran legado de experiencias y aprendizajes.   FFLA continuará trabajando en la región para alcanzar un desarrollo sostenible compatible con el clima.      Actualmente FFLA tiene un Programa diálogo y capacidades de cambio climático, agua y energía y coordina la implementación de la Iniciativa Ciudades Resilentes al Clima en América Latina (CRC). La Iniciativa de Ciudades Resilientes al Clima es un programa de investigación-acción que busca identificar y promover soluciones innovadoras para un desarrollo resiliente al clima en ciudades pequeñas y medianas que están experimentando un rápido crecimiento, con el fin último de mejorar la calidad de vida de las personas más afectadas por el cambio climático.

La Iniciativa de Ciudades Resilientes al Clima está otorgando un total de 1.5 millones de dólares de financiamiento para la implementación de seis proyectos orientados a la búsqueda de soluciones innovadoras para un desarrollo urbano resiliente al clima en distintas ciudades de la región.

Más información de cómo trabajamos en estos siete años, de los impactos y cifras de CDKN puedes ver los siguientes videos: Además, pueden revisar nuestro trabajo en los países prioritarios: Colombia, Perú, El Salvador y el Caribe.

 

,

Comments are closed.