Vínculos de accesibilidad

SREX: Lecciones para el sector salud

El Informe Especial sobre La Gestión de Riesgos de Eventos Extremos y Desastres para Avanzar en la Adaptación al Cambio Climático (SREX) fue encargado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) en respuesta a la necesidad de proporcionar una asesoría específica sobre el cambio climático y los eventos meteorológicos y climáticos extremos (‘extremos climáticos’). El SREX fue elaborado durante los últimos dos años y medio, con la participación de 220 autores expertos/as, 19 editores revisores/as y tomando en cuenta casi 19,000 comentarios. Es producto de tres rigurosos procesos de redacción, con revisión por parte de expertos/as y funcionarios/as gubernamentales. Los resultados fueron aprobados por los gobiernos del mundo después de una reunión de cuatro días, en la que se acordó el Resumen para Responsables de Políticas. De esta manera, constituye la mejor evaluación científica disponible sobre el tema a la fecha, y describe las medidas inmediatas y a largo plazo que se requieren para gestionar los riesgos que enfrentamos. Comprende un resumen de políticas lanzado en noviembre de 2011 y el informe completo publicado en marzo de 2012 (disponible en línea: http://ipcc-wg2.gov/srex).

Este breve resumen temático resalta las principales conclusiones del informe pertinente a la salud. Incluye una evaluación del conocimiento científico y sus implicaciones para la sociedad y el desarrollo sostenible. Se pretende que sea útil para los responsables de políticas, decisores y planificadores, a nivel local, nacional y regional. Asimismo, pretende dar a conocer las conclusiones temáticas clave y aprendizajes del SREX. Hace sugerencias para la acción inmediata y así evitar un mayor daño a causa de los fenómenos climáticos extremos y construir un futuro más resiliente con beneficios que van más allá de la salud.

Aunque no es una publicación oficial del IPCC, el presente resumen ha sido escrito bajo la supervisión de los co-autores del SREX y ha sido revisado a fondo por un panel de expertos científicos. El resumen incluye material directamente obtenido del informe SREX, en cuyo caso se hace clara referencia a la fuente. A la vez, presenta mensajes sintetizados, formulados de acuerdo con los criterios de los autores del resumen y que no necesariamente reflejan la opinión del IPCC. Se espera que se resalten aquellos hallazgos fundamentales del informe SREX relevantes para los tomadores de decisión que trabajan en temas de salud, para así prepararlos mejor para tomar decisiones acertadas sobre la gestión de riesgos de desastres en este contexto. Este informe es uno de los cuatro resúmenes temáticos del informe SREX – sobre el agua, la salud, la agricultura y los ecosistemas – que se pueden leer de forma individual o como conjunto. También hay tres resúmenes SREX regionales para África, Asia y América Latina y el Caribe,  que proporcionan información adicional como fuente de referencia rápida.

El SREX consideró los efectos del cambio climático sobre los eventos extremos, los desastres, la reducción de riesgos de desastres (RRD) y la gestión de riesgos de desastres (GRD). Se examinó
la manera en que los eventos climáticos extremos, los factores humanos y el ambiente natural interactúan para condicionar
los impactos de los desastres
y las opciones para la gestión de riesgos y la adaptación (véase la Figura 1). El informe consideró el rol del desarrollo
en la exposición y la vulnerabilidad, las implicaciones para el riesgo de desastre y la GRD, y las interacciones entre eventos extremos, impactos extremos y desarrollo. Examinó cómo
las respuestas humanas a
los eventos extremos y los desastres podrán contribuir a los objetivos de la adaptación, y cómo la adaptación al cambio climático podría integrarse mejor con las prácticas de gestión de riesgos de desastres (GRD). El informe representa
un significativo avance para la integración y armonización de la adaptación al cambio climático (ACC), la gestión de riesgos de desastres (GRD) y las comunidades de las ciencias climáticas.

Para los formuladores de políticas y los planificadores que trabajan en el ámbito de la salud pública, o cualquiera cuyo trabajo esté relacionado con la salud pública, este resumen deberá promover la discusión y comprensión de varias preguntas:

  • ¿Por qué son los eventos extremos un tema crítico de salud pública?
  • ¿Cómo se ve afectada la salud pública por el riesgo de eventos extremos?
  • ¿Qué medidas se pueden tomar para la gestión de estos riesgos?

¿Qué significan los hallazgos del SREX para el sector salud?

El cambio climático provoca cambios en la frecuencia, intensidad, extensión espacial y duración de los fenómenos climáticos, y puede dar lugar a extremos sin precedentes. Esto tendrá un impacto directo en la seguridad, los medios de vida y la salud de las personas en el futuro, incluyendo un incremento en la duración, la frecuencia y/o intensidad de las olas de calor, aumento en la frecuencia de las precipitaciones intensas en muchas regiones, la intensificación de sequías en algunas áreas, las tendencias de aumento en los niveles de aguas costeras y cambios en los patrones de inundación.  Los eventos extremos como las inundaciones pueden causar muertes, lesiones y discapacidad, seguidos de enfermedades infecciosas (como el cólera) y la desnutrición debido a daños en los cultivos y la interrupción del suministro de alimentos. Otros efectos de los eventos extremos sobre la salud pueden ser indirectos, pero de larga duración, y a menudo asociados con los impactos de salud mental, como el estrés, la ansiedad y la depresión.

Los eventos climáticos y meteorológicos extremos también pueden afectar de manera negativa la infraestructura crítica necesaria para proteger la salud humana. Existe una confianza alta que los cambios en el clima podrían tener un impacto serio sobre los sistemas de gestión del agua,  lo que afectará la  salud y el saneamiento.  Los eventos extremos pueden provocar fallas en las estructuras de los centros de salud o los hospitales, e impedir que las personas accedan a los servicios de salud, por ejemplo, durante una tormenta o inundación.

Los más propensos a experimentar dificultades para acceder a los servicios de salud durante o después de un evento extremo son aquellas personas ya consideradas vulnerables con respecto a su salud – como los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas y las personas que pueden necesitar ayuda adicional para responder, incluyendo los discapacitados. Además, como el estado de salud de las personas con menos recursos es generalmente deficiente, con poca capacidad de adaptación, los pobres y marginados son también los más vulnerables a los impactos del clima sobre la salud. Es decir, los eventos extremos pueden exacerbar aún más las desigualdades en salud.

Es importante destacar que hay varios enfoques que los formuladores de políticas y los planificadores pueden adoptar, en colaboración con otros actores interesados, para ayudar en la gestión de los riesgos que se presentan a causa de fenómenos climáticos extremos y desastres, y su impacto sobre la infraestructura sanitaria, servicios de salud, los desenlaces y  desigualdades.

Estos incluyen:

  • la evaluación de riesgos y el mantenimiento de los sistemas de información, en particular los sistemas de vigilancia de la salud pública;
  • desarrollar estrategias de afrontamiento y adaptación, incluyendo el fortalecimiento de la capacidad de las comunidades para prevenir, prepararse, responder y recuperarse de los eventos extremos;
  • aprender de las experiencia en la gestión de riesgos; y
  • vincular los enfoques locales, nacionales e internacionales.

Si los eventos climáticos extremos aumentaran significativamente en las próximas décadas, es probable que la ACC and GRD requieran tantos cambios incrementales como transformacionales en los procesos e instituciones. Esto implicará avanzar desde un enfoque de temas y eventos, hacia un enfoque más holístico – por ejemplo, la integración de sistemas de alerta temprana y de vigilancia de la salud en el desarrollo de formulación de políticas y planificación.

Finalmente, debe considerarse que en algunos casos, los actuales extremos climáticos serán el “clima normal” de mañana. Las condiciones climáticas extremas del mañana pueden ampliar nuestra imaginación y desafiar nuestra capacidad para gestionar el cambio como nunca antes.

Ver o descargar: “La Gestión de Riesgos de Eventos Extremos y Desastres en los Recursos Hídricos: Aprendizajes del Informe SREX del IPCC”

O desde la parte derecha de esta página.