Vínculos de accesibilidad

OPINION: Respuesta de los directores nacionales, regionales y globales de CDKN al Acuerdo de París


Sam Bickersteth, Director Ejecutivo de CDKN, presenta el comentario de los equipos de CDKN en todo el mundo acerca del Acuerdo de París.

El Acuerdo de París enmarca las futuras vías de desarrollo económico para los países menos desarrollados y más vulnerables al clima como un elemento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs). De manera crítica, esto incrementará el flujo de financiamiento adicional, público y privado, para los países vulnerables, tanto para las inversiones resilientes al clima como de bajo contenido de carbono. Se desarrollará un objetivo, incluyendo las vías hacia un posible límite de 1.5 grados y revisiones cada cinco años, a través planes climáticos nacionales (INDCs).

Se deberá iniciar inmediatamente y reforzar la implementación. El acuerdo en París está siendo promovido pero si no se incrementa la Ambición en años futuros, entonces, el logro de la meta de 1.5 o incluso 2 grados, y muchas de los SDGs, estarán en peligro.

Las reflexiones sobre la oportunidad y retos futuros son mencionadas más adelante por los líderes de equipos nacionales, regionales y globales de CDKN.

Kiran Sura, Jefe de Soporte de Negociaciones de CDKN:

“El Acuerdo de París ha proporcionado un plan de objetivos universal para detener el cambio climático. Este es un momento histórico para el mundo y un punto vital para aquellos países vulnerables al clima y los pequeños estados insulares que se encuentran en la primera línea del cambio climático. Sin embargo, ahora depende de nosotros tomar las medidas necesarias para cumplir con el desafiante objetivo de limitar el calentamiento a 1.5oC y proporcionar el respaldo internacional que los países vulnerables al clima necesitan parar protegerse de los impactos que actualmente tenemos. La diplomacia y habilidad negociadora de la Presidencia no solo ha garantizado que se llegue a un acuerdo sino también que todas las voces, especialmente la de los más pobres y vulnerables, que no son a menudo fuertes, sean escuchadas. Gracias París”.

Geoff Barnard, Asesor Sénior de Gestión de Conocimiento de CDKN

“El Acuerdo de París es una medida necesaria para aquellos que han estado trabajando por impulsar los temas climáticos, incluso desde la decepción en Copenhague. Desde negociadores exhaustos hasta activistas de la sociedad civil apasionados, la asistencia proveniente de París es palpable. Los abrazos y vivas que se dieron en el Salón de Conferencia hablaron mucho de la respuesta emocional de muchas personas en todo el mundo que han trabajado de forma conjunta  para sobrellevar esta enorme y pesada carga, que a veces se han visto irremediablemente sumidos en desacuerdos y disputas. Finalmente, la carga está siendo removida, y el entusiasmo que muchos de nosotros sentimos es el logro de la dedicación y compromiso que ha sido el apoyo para todo el trabajo hasta ahora. Existe un acuerdo que involucra nuevo trabajo por ser realizado, empezando desde hoy. Sin embargo, celebremos este momento de júbilo en París, y alberguemos la inspiración que esto nos proporciona para el largo camino que tenemos por delante”.

Mairi Dupar, Coordinadora de Asuntos Públicos Globales de CDKN

“Felicitaciones a los gobiernos que estuvieron por encima de sus diferencias en París y respondieron a las advertencias de los expertos en temas climáticos sobre los daños que puede causar un mundo con 2 grados de mayor temperatura. Ellos han reconocido que la acción radical sobre el cambio climático es necesaria para lograr los objetivos del Desarrollo Sostenible y proteger las vidas y perspectivas de las personas más pobres del mundo”.

Controlar los niveles peligrosos de calentamiento requiere de reservas sorprendentes de ingenio humano, pero este esfuerzo no ocurre sobre el vacío. CDKN ha sido parte de muchas alianzas que han venido intentado y probando estrategias para el desarrollo compatible con el clima por muchos años: estrategias para contener las emisiones y lograr una mayor resiliencia al clima y desarrollo humano. CDKN no cuenta con todas las respuestas, sin embargo, estamos comprometidos con compartir las mejores prácticas así como fracasos; esto lo hacemos en nuestro nuevo libro electrónico “Desarrollo Compatible con el Clima”, que resume los primeros cinco años de la experiencia de CDKN. Nosotros esperamos que otros se unan a este espíritu de expandir y reforzar las redes de conocimientos, con el fin de empoderar a todos para las oportunidades y desafíos futuros”.

Connie Espinosa, Directora Regional para América Latina y el Caribe de CDKN:

“Para América Latina y el Caribe, el Acuerdo de París está por encima de los diferentes puntos de vista de los grupos subregionales, con miras a un objetivo común para un futuro resiliente y de bajas emisiones de carbono. Nosotros celebramos este momento histórico y reconocemos la confianza que nuestros líderes gubernamentales han puesto en un contexto internacional organizado y de cooperación que facilitará el financiamiento climático para nuestra región. Estamos orgullosos de los tres representantes latinos que construyeron el camino hacia el Acuerdo de París: El Ministro del Medio Ambiente de Perú, Manuel Pulgar Vidal, responsable de la Presidencia de la Vigésima COP, quien trabajo para lograr un consenso entre las Partes. El Papa Francisco de Argentina, con la presentación de la encíclica “Laudato Si” acerca del clima y el medio ambiente y por conversar directamente con los Presidentes y alcaldes para que respalden el Acuerdo; y finalmente, Christiana Figueres de Costa Rica, como Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, quien organizó todo el soporte necesario para que se dieran las negociaciones”.

Claudia Martínez, Asesora Estratégica Sénior para Colombia de CDKN:

“Tras el entusiasmo de la firma del Acuerdo de París, Ban Ki Moon declaró que ‘nosotros estaremos todos unidos y llevaremos el mismo espíritu para la prueba crucial de implementación’. El acuerdo de París establece por primera vez un objetivo de largo plazo para cada país que ha comprometido su INDC. En el caso de América Latina y el Caribe, nuestras emisiones generales dan cuenta del 11% de las emisiones del mundo, principalmente relacionadas con la deforestación y cambio de uso de la tierra, seguido por energía, incluyendo transporte. En esta región emergente, en un escenario en que “todo siga igual” (BAU), la tendencia es cambiar a una economía más intensiva en carbono que es similar a las economías desarrolladas actuales. Sin embargo, el desafío es hacer crecer y descarbonizar nuestras economías al mismo tiempo. En este contexto, la región LAC tiene grandes desafíos como preservar la Amazonia, el bosque más grande del mundo y manejar el cambio de uso de tierra y la agricultura de una manera más compatible con el clima. En términos de energía, el 92% de la región está interconectada (OLADE, 2010). Sin embargo, se requiere de un gran esfuerzo para la transición de económicas dependientes del carbón y petróleo y lograr la eficiencia de la energía así como pasar a energías alternativas. En términos de transporte, la región aún no cuenta con la infraestructura suficiente y tiene la oportunidad de desarrollar opciones de transporte resilientes y eficientes. Y finalmente, existe la necesidad de involucrar al sector industrial no solo disminuyendo sus emisiones sino también ayudando a enfrentar el reto de adaptación general. Los Países en la región necesitarán reconsiderar su visión de cambio de largo plazo, uniendo fuerzas a fin de emerger con economías compatibles con el clima”.

Carl Wesselink, Director Regional para África de CDKN

“El Acuerdo de París es un gran paso hacia adelante y también una limitación frustrante. Su éxito dependerá de la implementación de los INDC voluntarios. Para los países de África, la implementación requerirá estrategias más refinadas y finanzas innovadoras. Realizar las estrategias de desarrollo de bajas emisiones (futuro evitado) será la prioridad en el continente, y cuanto más pronto mejor. Los países con gran uso de combustibles fósiles necesitarán tratar de resolver las implicancias para sus economías. El incremento de las promesas financieras relacionadas con temas climáticos y especialmente la ayuda de adaptación es una victoria pero no será suficiente al final. Las implicancias financieras de la cláusula de pérdidas y daños deben ser aun determinadas, y África participará intensamente en el proceso”.

Revocatus Twinomuhangi, Asesor Estratégico Sénior para Uganda de CDKN:

“El Nuevo acuerdo climático global adoptado en París representa un progreso importante para abordar el cambio climático que amenaza actualmente la supervivencia humana en el planeta. Para los países menos desarrollados que son altamente vulnerables, el Acuerdo de París trae esperanza para tener acceso al financiamiento climático a fin de invertir en adaptación que creará economías, comunidades y ecosistemas resilientes al clima. En particular, el establecimiento de una plataforma y conocimiento técnico bajo el programa de trabajo de Nairobi sobre impactos, vulnerabilidad y adaptación al cambio climático es crucial para la creación de la capacidad. Respaldando las acciones de adaptación propias e impulsadas por los países, la implementación del Acuerdo contribuirá con la reducción de la pobreza, lo cual es crucial para crear la resiliencia climática y garantizar el desarrollo sostenible. Es tiempo de construir con este ímpetu el trabajo para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenibles Globales”.

Ali Sheikh,  Director Regional para Asia de CDKN:

“Como parte esencial del Acuerdo de París se encuentra el proceso y mecanismo para incrementar la ambición en las revisiones periódicas. Las naciones deberán cada cinco años revisar sus planes (contribuciones) de acción nacional o lo que se conoce generalmente como INDC. CDKN puede mostrar un orgullo real al haber catalizado y promovido el proceso de INDC de muchas maneras, desde ayudar a algunos países a desarrollar sus distintas contribuciones adaptando las metodologías únicas y procesos internos, respaldar la investigación e inversiones en metodologías, desarrollar herramientas para los países menos desarrollados y respaldar su participación en una amplia gama de ejercicios de capacitación y construcción de capacidad. CDKN también ha facilitado el apoyo para la implementación de INDC, que esperamos servirá como un bloque de construcción importante para la implementación del histórico Acuerdo de París”.

Munjurul Khan, Asesor Estratégico Sénior para Bangladesh de CDKN:

“La adopción del Acuerdo de París es un logro relevante histórico de la comunidad global. El presente Acuerdo creó una oportunidad para limitar el incremento de la temperatura a 1.5 °C por encima de los niveles pre-industriales tomando en cuenta el objetivo de la Convención, y en base a sus principios, incluyendo el principio de Equidad y Responsabilidad Común pero Diferenciada (CBDR) y las Capacidades Respectivas (RC), a la luz de las diferentes circunstancias nacionales. La inclusión de los derechos humanos y justicia climática en el Acuerdo proporcionará un mayor  alcance para un argumento más sólido que permita exigir la acción climática para los países más vulnerables. Sin embargo, la naturaleza no punitiva de la medida de cumplimiento puede ser un factor limitante serio para la implementación del Acuerdo”.

Ari Huhtala, Jefe de Financiamiento Climático y Director General Adjunto de CDKN:

“El Acuerdo de París establece una meta para los compromisos financieros de países desarrollados, pero es importante recordar que lo que se necesita para el cambio transformacional requerido son billones y no miles de millones. El monto mínimo de $100 mil millones por año debe ser utilizado como un catalizador para acelerar el cambio de todos los flujos de recursos hacia opciones compatibles con el clima. Cumplir con este compromiso es factible, las subvenciones a los combustibles fósiles equivalen a más significativamente y la contaminación por carbón puede y debe ser valuada. En lugar de solo monitorear flujos de países desarrollados a países en vía de desarrollo, deberemos enfocarnos en garantizar la efectividad de los fondos comprometidos, y respaldar a los países en vía de desarrollo en dicho esfuerzo.

Jebi Rahman, Gerente del Programa de Alianzas y Redes de CDKN:

“El Acuerdo de París resuena (y lo que viene tiene mucho que ver con el trabajo en alianzas realizado por CDKN a la fecha), y la tarea por delante implica continuar creando redes de conocimiento a nivel sub-nacional, de país, regional, y global. Las asociaciones serán necesarias en todos esos niveles para crear el cambio significativo requerido para la acción pre-2020 mejorada por las Partes de países en desarrollo, antes de revisar e intensificar la ambición en los siguientes cinco años. El camino por delante es largo, y deseo continuar trabajando con los colegas y socios, antiguos y nuevos, en esta travesía”.

Imagen: entrance to COP21 showing national flags – credit COP París, flickr.com

, , , , , ,

Comments are closed.