Vínculos de accesibilidad

OPINIÓN: Colombia quiere crecer verde


Escrito por Viviana Londoño*

Es la primera vez que tantos países han hablado de crecimiento verde en un mismo espacio.  Durante las dos semanas que duró la COP de París, el tema no dejó de sonar y de generar noticias. De hecho, el día de la apertura de las negociaciones, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le envío un mensaje al mundo en esa dirección: “Hemos probado que un crecimiento económico fuerte y un medio ambiente más seguro ya no están en contradicción…Eso debería darnos esperanza”.  El presidente Juan Manuel Santos también aprovechó su turno para recordar que Colombia cuenta con una “completa estrategia de crecimiento verde, que busca que los sectores productivos adopten prácticas bajas en carbono”.

Pero, ¿a qué a se refieren realmente cuando hablan de crecimiento verde y qué tanto ha avanzado Colombia en este sentido? Al tiempo que el país trabaja en la creación de una estrategia nacional de crecimiento verde, WWF junto con CORNARE, la Fundación Natura, y la Alianza Clima y Desarrollo – CDKN están liderando la creación del Primer plan de crecimiento verde y desarrollo compatible con el clima en el Oriente Antioqueño. La iniciativa busca dar los primeros pasos hacia una economía más sostenible, inclusiva e innovadora en esa región, y que sirva como modelo para otros lugares del país.

Debido a que es la primera vez que se construirá un plan de este tipo en Colombia hay grandes oportunidades y a la vez enormes desafíos. Para empezar, aunque hay una serie de elementos comunes que remiten al concepto de crecimiento verde, no existe una definición universal, como lo explica Roberto León Gómez, de la Fundación Natura: “no es un concepto generalmente aceptado sino más bien en construcción en el mundo y en Colombia.  Tampoco es un concepto de aplicación homogénea y depende  del contexto en el cual se da”.

Por esto, con el fin de construir participativamente la visión del territorio en un escenario de crecimiento verde, hace algunos días se realizó en el Oriente Antioqueño un primer taller de crecimiento verde en el que líderes comunitarios, empresarios y representantes de las autoridades locales de la región compartieron su entendimiento del crecimiento verde y cómo visualizaban un territorio que crezca verde y sea compatible con clima.

Los asistentes resaltaron que la inclusión social, la educación, la innovación y la tradición cultural, fueran principios rectores para el crecimiento verde en la región. Además, las discusiones hicieron surgir temas estratégicos y estructurales para lograr un crecimiento verde incluyente en la región, como la agricultura, con énfasis en distritos agrícolas sostenibles, agroecología y mercados orgánicos; y la transición hacia ciudades más amables y sostenibles.

Los participantes mencionaron además el carácter estratégico del transporte, con especial interés en sistemas de transporte público eficientes y bajo en emisiones para todos los habitantes, y el desarrollo de una infraestructura vial resiliente al clima del futuro, que además permita comunicar los municipios lejanos con las zonas más urbanas. Se hizo también énfasis en la protección de los ecosistemas, en la promoción de los negocios verdes como el ecoturismo y los productos de la biodiversidad, en el buen manejo del recurso hídrico para el consumo humano, y la producción energética, ya que  la región produce actualmente la energía del departamento de Antioquia y alrededor del 30% de la que requiere el país.

Estos insumos serán claves para consolidar una visión de crecimiento verde y de desarrollo más compatible con el clima en el Oriente Antioqueño, así como alimentar las líneas estratégicas del futuro plan que se elaborará y concertará con los actores de la región.

Y mientras todos los actores están siendo convocados para construir la visión del Oriente Antioqueño, los equipos técnicos de las organizaciones aliadas al proceso trabajan en la sistematización de la información de la región para determinar el camino a seguir.  La idea es que el plan esté listo para mediados del próximo año y que para entonces la región tenga una guía clara que le permita transformar su economía y planear mejor su crecimiento.

Es evidente que “se trata de un reto supremamente grande” como lo reconoce el director de Conservación de WWF, Luis Germán Naranjo, pero la región cuenta con elementos valiosos para alcanzarlo. Es además, una gran oportunidad para que el país abra la puerta a una economía más competitiva y en concordancia con los recursos naturales y los desafíos mundiales como el cambio climático.

Como concluye Gómez, “las lecciones aprendidas serán un aporte fundamental a la discusión nacional sobre crecimiento verde, que apenas empieza, y hacen del ejercicio un piloto de gran importancia para regiones del país que transitan, o transitarán en el futuro cercano, una senda similar de desarrollo”.

Crédito de imagen: CORNARE

Eventualmente, CDKN invita a expertos de todo el mundo a escribir sobre temas específicos. Sin embargo, las opiniones expresadas en el presente artículo no representan necesariamente la opinión de CDKN ni de las organizaciones que conforman la alianza.

,

Comments are closed.