Vínculos de accesibilidad

DESTACADO: Sector Transporte de Colombia identifica tramos viales vulnerables al cambio climático


Escrito por Mathieu Lacoste, Coordinador de Comunicaciones de CDKN Colombia.

El sector de transporte colombiano ya cuenta con su mapa de vulnerabilidad y riesgo climático como resultado del Estudio de vulnerabilidad y riesgo climático para la red vial primaria de Colombia, financiado por CDKN. Este mapa, que fue presentado por Iván Martínez Ibarra, Viceministro de Infraestructura, a los miembros del Comité de Cambio Climático del Sector de Transporte (que incluye representantes del sector de transporte y las autoridades nacionales), es un paso importante para identificar y priorizar los tramos de carretera más vulnerables y con mayor riesgo frente a eventos climáticos extremos en el país. Además, se convierte en una herramienta estratégica para tomar mejores decisiones en materia de planificación e inversión en infraestructura vial.

“Este mapa hace parte de las acciones del ´Plan Vías CC: vías compatibles con el clima´, el primer plan sectorial de adaptación al cambio climático del Gobierno Nacional. Nos permite entender las variables que afectan nuestras vías, la capacidad que tenemos como sector para adaptarnos e identificar las acciones necesarias para poder garantizar vías estables, duraderas  y adaptadas al clima del futuro”, explicó el Viceministro de Infraestructura, Iván Martínez Ibarra, durante la presentación del plan.

A través de este estudio se identificaron 306 tramos viales con una longitud total de 16.660 kilómetros, de los cuales el 39%, es decir, 5.800 km aproximadamente, presenta un nivel alto y muy alto de riesgo, el 32% con 5.600 km tiene nivel medio, y el 29% con 5.200 km presenta nivel bajo y muy bajo.

Con base en el mapa de vulnerabilidad, el Ministerio de Transporte escogió los corredores Puente La Libertad-Fresno y Santa Cecilia-Asia Ruta 50, y Popayán-Patico-Río Mazamorras Ruta 20 y Cano-Mojarras Ruta 25, con el fin de realizar los primeros análisis a nivel de tramo vial por medio de modelaciones específicas, lo que permitirá identificar las medidas de adaptación más eficientes para cada tramo.

Carácter estratégico del mapa de vulnerabilidad y riesgo climático para las vías del futuro

El mapa de vulnerabilidad es un avance importante y una herramienta estratégica para proyectar el desarrollo vial a futuro en Colombia:

  • Demuestra el compromiso del sector para incorporar el tema de cambio climático en sus acciones e implementar el Plan VIAS-CC (el estudio corresponde al primer eje del Plan VIAS-CC, que busca fortalecer el entendimiento de la vulnerabilidad y del riesgo climático en las vías para paulatinamente ir definiendo las medidas de adaptación más adecuadas).
  • Genera un conocimiento estratégico para tomar decisiones acertadas y así preparar el sistema vial ante el cambio climático y encaminar su desarrollo a largo plazo.
  • Arroja información que es útil no solo para las autoridades del sector, sino también para los concesionarios y las compañías de seguros. Asimismo, da insumos para la planificación del sector, la orientación de las inversiones en infraestructura vial, el diseño de las vías, sus operaciones y su mantenimiento.
  • Muestra que hay niveles diferentes en el riesgo de una región a otra, de un tramo vial a otro; que ciertos indicadores pueden ser más relevantes y/o tener más incidencia que otros dependiendo de la zona que se contemple.
  • Permite identificar y priorizar los tramos viales en los cuales es necesario profundizar el entendimiento del riesgo. Invita también a bajar de escala para llegar a un mayor nivel de detalle sobre el riesgo climático de las distintas porciones de cada tramo vial.
  • El modelo de vulnerabilidad y riesgo climático del cual resultan el mapa está concebido como una herramienta flexible que podrá mejorarse y alimentarse a medida que se cree más información para los indicadores que lo componen. Asimismo será clave para monitorear el avance en la adaptación del sector vial.
  • Evidencia también ciertas brechas en cuanto a la información existente y disponible para nutrir los indicadores.
  • Permite afianzar la visión de competitividad y desarrollo compatible con el clima que promueve el Plan VIAS-CC, así como el hecho de que es más costo-efectivo invertir en vías resilientes hoy que tener que rehabilitar las vías o remediar a los daños y pérdidas a futuro.

Un estudio que nutre la política de desarrollo y competitividad vial del país

El sector de infraestructura vial es uno de los principales pilares de la economía colombiana ya que produce el 4,23% del PIB (2013). Por lo tanto, generar vías preparadas para responder a los desafíos que plantea del clima del futuro es seguir asegurando el rol preponderante que juega el sector en la economía nacional y en el crecimiento de los sectores que dependen de ellas.

Es también garantizar la durabilidad de las vías del país y del rendimiento a largo plazo de las inversiones públicas y privadas. Eso adopta aún más pertinencia a la hora en la cual el Gobierno de Colombia le apuesta al programa más ambicioso de su historia impulsando la modernización de los principales corredores viales y el programa de concesiones viales de cuarta generación (4G) con una inversión del orden de USD $18.300 millones.

En este sentido, la incorporación del conocimiento sobre el riesgo climático y la implementación de acciones de adaptación se convierten en un activo considerable para encaminar la competitividad y el desarrollo del sector vial y de la economía nacional. Y el Viceministro Martínez Ibarra hace eco de esto diciendo, “la apuesta para que la infraestructura vial sea resiliente al cambio climático está en ejecución con el Plan de Adaptación, el cual nos permitirá aumentar la competitividad de las vías en el mediano y largo plazo, reducir costos de mantenimiento y disminuir los días de cierre en las vías.” (Fuente: Ministerio de Transporte)

,

Comments are closed.