Vínculos de accesibilidad

OPINIÓN: El Fondo Verde del Clima – “En marcha, pero debe mantener sus ojos en el camino”


Christina Elvers de CDKN fue una espectadora en la novena Reunión de la Junta Directiva del Fondo Verde del Clima hace unas semanas e informa sobre lo que la Junta Directiva logró – y qué labores importantes están por venir.

Hace algunas semanas, los Miembros de la Junta Directiva del Fondo Verde del Clima (FVC) se dirigieron a Songdo, Corea del Sur, para la novena Reunión de la Junta Directiva. Esta, como otras reuniones sobre el clima que se realizan este año, ha sido realizada con mucha anticipación. Cada reunión nos acerca a la cumbre sobre el clima en Paris al final del año. Los participantes y espectadores están siguiendo el debate muy de cerca buscando señales para decirnos si aún estamos en camino para celebrar un acuerdo climático global, o no.

La novena Reunión de la Junta Directiva del Fondo Verde del Clima fue crítica para garantizar a los países en desarrollo que la financiación estaría disponible para formar resiliencia y promover el desarrollo con baja emisión de carbono, así como fortalecer la confianza y seguridad entre las Partes en desarrollo y las Partes desarrolladas, lo que es crítico para cualquier acuerdo global.

Las promesas del 2014 pavimentaron el camino
Es alentador que, más de $10 mil millones fueron prometidos al Fondo Verde del Clima el año pasado por varios países desarrollados y algunos países en desarrollo. Esto fue una señal de bienvenida de que el mundo desarrollado apoyaría a los países en desarrollo en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, estas promesas fueron el primer paso crucial para canalizar la financiación climática al mundo en desarrollo. El Fondo Verde del Clima necesita empezar a financiar proyectos reales y así estar operativo para octubre, pero para que esto suceda, esta Reunión de la Junta Directiva tiene un gran esfuerzo que hacer.

Diversos obstáculos quedan por delante

Una promesa no es una contribución, y muchos Países Menos Desarrollados se preguntan si se cumplirán las promesas hechas por los países desarrollados.
Hasta que los parlamentos nacionales no hayan acordado firmar un contrato obligatorio para transferir los fondos al Fondo Verde del Clima, la promesa no se volverá una contribución. Esto dejó que muchos países en desarrollo busquen la seguridad de que los donantes cumplan sus promesas. Y parecía que tenían razón para preocuparse: solo casi $100m – o 1% de las promesas – han sido otorgadas en realidad en esta etapa. Esto no solo preocuparía un poco, también podría tener serias consecuencias operativas, ya que el Fondo necesita que se contribuya con el 50% de las promesas para el 30 de abril a fin de que se vuelvan efectivas. Sin embargo, los miembros de la junta directiva del mundo desarrollado brindaron seguridad ya que muchos de ellos explicaron que sus países estaban en realidad cerca de firmar sus contratos. Si no lo hacen, esto pone en riesgo la confianza entre los países desarrollados y los países en desarrollo ya que entonces no es probable que los fondos sean provistos para octubre.

Dos de los elementos más cruciales de la agenda fueron el Marco de Inversión Inicial del Fondo y la acreditación de las primeras siete entidades para desembolsar los fondos.
Sin acuerdo sobre esto, tener el Fondo en funcionamiento en octubre habría sido casi imposible. El Fondo Verde del Clima, efectivamente acordó un Marco de Inversión Inicial (la versión original de lo que está en línea aquí). Este marco formará la base para evaluar las solicitudes de financiación. Era importante hacerlo bien ya que sus criterios y puntos de referencia asegurarán que los proyectos que solicitan financiación trabajan en aras del objetivo final del Fondo: un cambio de paradigma hacia el desarrollo sostenible resiliente al clima y de baja emisión de carbono.

La noticia que generó más titulares, sin embargo, fue el hecho de que el Fondo Verde del Clima sorprendió con la acreditación de siete entidades para canalizar dinero a los programas y proyectos en el mundo en desarrollo. La junta directiva aprobó un fondo regional de las islas del Pacífico, entidades nacionales con sede en Senegal y Perú, un fondo de inversión social, y otras tres entidades internacionales. Si estas siete entidades no se hubieran aprobado, habría sido difícil ver cómo el Fondo Verde del Clima habría sido capaz de desembolsar dinero este año ya que los fondos sólo pueden ser canalizados a través de entidades acreditadas. La aprobación de estas entidades y el establecimiento del Marco de Inversión Inicial han eliminado dos de los más grandes obstáculos para la operatividad del Fondo.

Formación de las políticas del Fondo Verde del Clima: allanando el camino
La junta directiva también debatió y aprobó una serie de otros puntos, incluyendo una Política de Género, Términos Legales y Condiciones para Entidades Acreditadas y Orientación sobre el marco de gestión de riesgo del Fondo. Aunque ninguno de ellos fue crucial para que los fondos fluyan, ellos son importantes para convertir el Fondo Verde del Clima en un operador hábil capaz de administrar miles de millones de dólares.

Obstáculos potenciales en el camino para hacer operativo el Fondo Verde del Clima
Sin embargo, a pesar de las largas noches (la reunión se prolongó hasta las 4.20 a.m. el viernes por la mañana), la Junta Directiva no logró cubrir toda la agenda. Los puntos dejados para las próximas reuniones incluyen asuntos administrativos como los Lineamientos sobre el Presupuesto y los Sistemas de Contabilidad y la pregunta sobre cómo tomar decisiones en ausencia de consenso. La Junta Directiva tampoco pudo llegar a una conclusión final sobre los Términos de Referencia de una Fase Piloto para la Mejora de Acceso Directo (EDA, por sus siglas en inglés), una idea innovadora que lleva a todas las decisiones de financiación y la gestión de los fondos a los países receptores, aumentando así la propiedad de los países en desarrollo.

Esto tuvo lugar en el contexto de un distanciamiento creciente y el aumento de las tensiones entre los países desarrollados y los países en desarrollo. Muchos debates se prolongaron por horas con los miembros de la junta directiva al parecer obstinadamente permanentes en sus posiciones y no estando dispuestos a ceder.

Permanecer en el camino y llegar a la línea meta: la Junta Directiva necesita trabajar en conjunto
En general, el Fondo todavía está en camino de cumplir su objetivo de octubre de distribuir sus primeros fondos reales. Sin embargo, tiene su trabajo cortado con desacuerdos entre algunos miembros de la junta directiva de países desarrollados y en desarrollo, haciendo que la toma de decisiones sea difícil de manejar, por no decir imposible. Si el Fondo Verde del Clima quiere cumplir su ambicioso objetivo, los Miembros de la Junta Directiva necesitarán trabajar juntos para encontrar puntos en común.

Comments are closed.