Vínculos de accesibilidad

DESTACADO: Nuevo marco conceptual ayudará a fortalecer la resiliencia climática y la seguridad alimentaria en Centroamérica

Publicado también en Inglés

Un marco para la planificación y el monitoreo

Los sistemas alimentarios resilientes sostienen la seguridad alimentaria. En otras palabras, garantizan que “todas las personas tengan en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a alimentos para llevar una vida activa y sana” (Cumbre Mundial sobre la Alimentación, 1996) a pesar de perturbaciones y estreses climáticos. La variabilidad climática y el cambio climático pueden alterar elementos clave dentro de los sistemas alimentarios, afectando por ende la disponibilidad de alimentos así como la capacidad de las personas de acceder a ellos y consumirlos. Sea que un hogar sufra la pérdida de sus cultivos de subsistencia debido a sequías, o que cierta población pierda acceso a mercados locales porque inundaciones han dañado el acceso a carreteras/ vías/caminos, estas interrupciones pueden aumentar riesgos tales como el hambre, la malnutrición y la pobreza.

Para comprender mejor la relación compleja entre los sistemas alimentarios, la seguridad alimentaria y el cambio climático, el IISD, en colaboración con ISET, ACF-E, CURLA, UCA y Nitlapán, publicó recientemente un marco conceptual para evaluar, planificar y monitorear la resiliencia climática y la seguridad alimentaria a nivel comunitario, regional y nacional, financiado por la Alianza Clima y Desarrollo (CDKN, por su sigla en inglés). Este marco se presenta en el documento de trabajo Resiliencia climática y seguridad alimentaria: Un marco para la planificación y el monitoreo de Tyler et al.

La mayoría de las investigaciones hasta ahora se han concentrado en los impactos directos sobre la producción de alimentos de los eventos extremos, tales como tormentas, sequías y temperaturas elevadas. No obstante, es muy probable que otros aspectos de los sistemas alimentarios, tales como los servicios que apoyan la disponibilidad o el acceso a los alimentos, también se vean afectados por eventos climáticos extremos (volviendo al acceso dañado a vías de suministro y acceso a mercados mencionado antes). Pero no es posible predecir con confianza cuáles serán los impactos de los futuros eventos climáticos, que son muy variables, sobre los complejos sistemas alimentarios. En cambio, los autores recomiendan que las comunidades y tomadores de decisiones evalúen la resiliencia de estos sistemas a un amplio rango de impactos anticipados y potenciales.

El marco en sí ha guiado el desarrollo de herramientas prácticas que ayuden a operacionalizar y medir la resiliencia. Estos incluyen la herramienta “CRiSTAL-Seguridad Alimentaria” – una herramienta que ayuda a las comunidades a evaluar la resiliencia climática de sus sistemas alimentarios, identificar acciones para fortalecer la resiliencia y el desarrollo de indicadores para monitorear el progreso. La herramienta CRiSTAL-Seguridad Alimentaria está siendo probada en aplicaciones de campo en varias comunidades y  regiones a través de América Central.

Una guía visual para discusiones sobre la seguridad alimentaria y la resiliencia climática

Tanto la seguridad alimentaria como la resiliencia climática son complejas. Ambas surgen de las interacciones de muchos factores dinámicos de modos que no admiten una proyección lineal sencilla. Para proporcionar una orientación práctica a quienes toman las decisiones, ya sea a nivel comunitario o nacional, se debe desarrollar y poner en práctica marcos conceptuales que puedan explicar la forma en que funcionan la seguridad alimentaria y la resiliencia climática dentro de sistemas alimentarios complejos.

Para responder a esta brecha, se desarrolló un marco conceptual representado visualmente por dos ruletas, incluyendo elementos de los sistemas alimentarios y los factores de resiliencia, con datos de las publicaciones existentes y de la experiencia de los socios en el campo (en Nicaragua, Honduras y Guatemala). Las ruletas les permiten a analistas y profesionales la visualización de los distintos niveles del sistema alimentario y los diferentes aspectos de la resiliencia que afectan a la seguridad alimentaria. Se concentran en el hogar, donde empieza la seguridad alimentaria, pero también incluyen factores influyentes desde la comunidad a escala nacional. De hecho, el marco es lo suficientemente flexible para apoyar los análisis tanto a nivel comunitario como nacional.Ruleta 1 dashes and text

PrintEl marco fue desarrollado a través del proyecto de Resiliencia Climática y Seguridad Alimentaria en Centroamérica (CREFSCA, por su sigla en inglés). El proyecto tiene como objetivo fortalecer a largo plazo la seguridad alimentaria de las poblaciones vulnerables en Guatemala, Honduras y Nicaragua a través del mejoramiento de la resiliencia climática de los sistemas alimentarios a distintas escalas espaciales y temporales.

Decargar Informe en español e inglés

 

, , , ,

Comments are closed.