Vínculos de accesibilidad

NOTICIA: Perú buscará compromisos globales sobre cambio climático en la COP 20

Publicado también en Inglés

Escrito por: Jorge Villanueva de CDKN Latinoamérica

La confirmación de que Perú será sede de la COP 20 en 2014 ha sido una de las noticias más importantes y comentadas en diversos medios nacionales y regionales de Latinoamérica. El optimismo y expectativa con que el Ministerio del Ambiente de Perú (MINAM) recibió la designación se debe, entre otras cosas, a que esta reunión (que congregará a más de 190 países de todo el mundo) constituye el paso previo al acuerdo global del 2015, relacionado a los compromisos concretos y vinculantes para enfrentar los efectos del cambio climático.

“El Perú es un país absolutamente comprometido con las negociaciones y los avances en las negociaciones alrededor del tema climático. Nosotros estamos comprometidos con la plataforma de Durban y sabemos que Varsovia 2013 (Polonia), Lima 2014 (Perú) y París 2015 (Francia) nos llevarán a un acuerdo climático vinculante, por el planeta, por la gente y por nuestros ciudadanos. Quienes ejercemos función pública sabemos que nuestra mayor dedicación debe ser por nuestra gente, especialmente los más vulnerables, aquellos que sufren las consecuencias del cambio climático”, fueron las palabras que Manuel Pulgar-Vidal, ministro del Ambiente del Perú, dirigió hace unos días a delegados reunidos en la Conferencia Climática en Bonn.

De acuerdo a Pulgar-Vidal, el Perú recibe esta tarea como un “reconocimiento” por parte de los delegados de todo el mundo, al tratarse de un “país comprometido no solo con el crecimiento, sino también con el bienestar de su pueblo, que entiende que ese crecimiento debe ser basado en una economía baja en carbono”.

La agenda de las negociaciones

La importancia de lograr un acuerdo global vinculante bajo los principios de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” y “capacidades respectivas”, siguiendo lo planteado en la Plataforma de Durban, constituye un tema prioritario para Eduardo Durand, director de Cambio Climático, Desertificación y Recursos Hídricos del MINAM. Él afirma que aunque existen países como Perú, que se han comprometido voluntariamente a reducir sus emisiones, todavía los macro emisores se resisten a seguir estos pasos, y es ahí donde habría que incidir.

Debido a ello, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, Guatemala y Perú trabajarán conjuntamente para empujar las negociaciones y el reconocimiento e implementación de la Plataforma de Durban, buscando evitar las “posiciones duras” que impiden llegar a acuerdos globales. Este bloque de países latinoamericanos tiene en común una “posición de consensos” y construcción de puentes entre posiciones irreductibles e intereses de los diversos países.

Por otra parte, la adaptación al cambio climático es un tema muy importante para los países en desarrollo, ya que hasta ahora no se le ha puesto mucho énfasis en las negociaciones y no se ha avanzado tanto en comparación con la reducción de emisiones.

Pedro Solano, director ejecutivo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA1), considera que a nivel regional y nacional es clave la toma de decisiones en cuanto a gestión de glaciares para los próximos 40 años, además la incorporación de estrategias de adaptación basadas en ecosistemas y compensación ambiental, sustentadas en la reposición de infraestructura natural. De esta manera, “se espera que a nivel nacional se priorice la gestión de bosques y alcanzar la meta de cero deforestación, sumado a la puesta en valor de conceptos vinculantes como el rol de las áreas protegidas frente al cambio climático y la internalización real de una estrategia de océanos para la sostenibilidad alimentaria”.

La justicia climática es otro concepto importante sobre el cual trabajar, dado que las obligaciones y metas a lograrse en la COP 20 deben tener una correspondencia con la responsabilidad y la carga acumulada de los países. “Esto, sumado a la vulnerabilidad debería permitir mapear mejor lo que corresponde a cada país. La justicia climática debe permitir que las metas a cumplir y las responsabilidades sean viables y buscar un equilibrio de roles que permita el equilibrio del planeta”, agregó Solano.

Rol fundamental de la sociedad civil

La participación de organizaciones de la sociedad civil en las diferentes conferencias de las partes (COP), realizadas en años anteriores, ha sido fundamental para posicionar temas clave y promover la trascendencia de los acuerdos, generando al mismo tiempo un saludable contrapeso de visiones, tarea que no ha sido fácil. Así lo entiende Pedro Solano, quien señala que el rol de las organizaciones de la sociedad civil es “generar y compartir información, así como establecer espacios de diálogos previos que favorezcan la toma de mejores decisiones, además de monitorear la coherencia de las posiciones de parte, vigilar y aconsejar. Su participación es fundamental para que el proceso trascienda y se legitime”.

Interesante contexto

Recientemente culminó la reunión del G8 en Irlanda del Norte, con la declaración de Lough Erne, donde los países reconocen que el cambio climático incrementa los riesgos económicos y de seguridad a nivel global, asegurando que trabajarán en la CMNUCC con el fin de que se pueda lograr un nuevo protocolo, u otro instrumento legalmente vinculante para el 2015.

Por otra parte, en el 2014, el IPCC presentará su reporte más reciente (Quinto Reporte de Evaluación) que contendrá una importante actualización sobre el conocimiento científico, técnico y socioeconómico relacionado al cambio climático, lo cual constituirá sin lugar a dudas una guía informativa sobre la cual actuar, al tratarse de una radiografía de la situación actual del planeta y los principales pronósticos para los años venideros.

Finalmente, hay que recordar que Ban Ki-moon, anunció en Doha su intención de convocar una reunión de líderes en 2014 a fin de mantener la atención del mundo en el cambio climático.

, , , , , , , , , , , , ,

Comments are closed.