Vínculos de accesibilidad

OPINIÓN: Durmiendo con Chantal – un recordatorio de por qué planificar para hacer frente a los desastres

Publicado también en Inglés

Sam Bickersteth, director ejecutivo de CDKN, no pudo dormir cuando la tormenta tropical Chantal azotó el Caribe durante su reciente viaje; pero la tormenta constituyó un oportuno recordatorio de por qué los tomadores de decisión deben considerar los riesgos climáticos al elaborar planes de inversión.

Jamaica y otros países del Caribe han visto aumentar la intensidad de las tormentas y huracanes tropicales en los últimos doce años, con el resultado de daños generalizados. El Plan de Implementación para un Desarrollo Resistente al Cambio Climático (2011-2021) de la Comunidad del Caribe (CARICOM) estima que los costos del cambio climático, tan solo en tres categorías —aumento de los daños de los huracanes, pérdida de ingresos por turismo y daños a la infraestructura— estarán en el orden del 22% del Producto Interno Bruto (PIB) caribeño para el año 2050.   Los autores del plan comparan esta posibilidad con una recesión económica perpetua en los Estados miembros de la CARICOM.

La semana pasada estuve en el Caribe para el lanzamiento de una nueva herramienta en línea que busca fortalecer una ética de gestión de riesgos en el Caribe, promoviendo para ello la integración de la capacidad de resiliencia en todo proceso de toma de decisiones sobre desarrollo. La Herramienta “Caribbean Climate Online Risk and Adaptation TooL (CCORAL)” fue desarrollada por el Centro del Cambio Climático de la Comunidad del Caribe (5C) —al que la CARICOM ha encargado ejecutar su Plan de Implementación— con el apoyo de CDKN. Los jefes de Estado de los países de la CARICOM aprobaron el desarrollo de un marco y herramienta regional de gestión de riesgos como parte del Plan de Implementación para producir un cambio transformador en el Caribe.

El valor potencial de la CCORAL ya ha sido señalado por Rajendra Pachauri, presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), así como por el Banco de Desarrollo del Caribe y gobiernos de la región. El propósito es que esta herramienta en línea llegue a un gran número de tomadores de decisión en el gobierno, el sector privado y otras instituciones y les ayude a tomar las decisiones más informadas para la adaptación al cambio climático.

Menos de 24 horas antes del lanzamiento de la CCORAL, la aparición de una tormenta bautizada como Chantal, a principios de esta temporada de huracanes, fue un oportuno recordatorio de por qué es necesario actuar sobre el cambio climático. Experimentar toda la fuerza de la tormenta tropical Chantal en Kingston, Jamaica, me dio una noche de insomnio, y también profundizó mi apreciación de los desafíos que deben enfrentar los que toman las decisiones.

En primer lugar, la preparación para los desastres es vital (Jamaica tiene un impresionante sistema de alerta desde el plano nacional hasta el local que se puso en acción); en segundo lugar, es esencial construir una mayor capacidad de resistencia al clima en la infraestructura, la planificación del uso del suelo, la agricultura, los sistemas hídricos y energéticos; y en tercer lugar, los tomadores de decisiones necesitan la mejor información posible en la cual basar sus decisiones. Afortunadamente, Chantal degeneró en una onda tropical y causó daños limitados. Sin embargo, queda mucho tiempo hasta el final de la temporada de huracanes en noviembre, y la amenaza de daños, lesiones y pérdida de hogares, medios de subsistencia e incluso vidas está siempre presente.

Planificar la capacidad de resiliencia: una visión desde la base

Los agricultores y los ingenieros suelen estar en la primera línea de los fenómenos meteorológicos y el cambio climático. En Jamaica, la Agencia Nacional de Obras (NWA) ya está ajustando el diseño de las carreteras costeras vulnerables, los drenajes urbanos y los puentes. Por ejemplo, se ha elevado la vulnerable carretera del aeropuerto, y se ha construido un nuevo dique. Se está trabajando para restablecer los sistemas naturales de defensa costera con cobertura de dunas y manglares. A un costo de US$65 millones, esto ha sido financiado con préstamos chinos.

La NWA no siempre recibe la totalidad del presupuesto que necesita para incorporar los diseños más resistentes. El pago de los costos iniciales sigue siendo un desafío incluso en un país como Jamaica, que es tan consciente de la necesidad. El ingeniero jefe de la NWA, Mark Richards, me contó que cada tormenta trae inquietudes en torno a si determinados puentes se sostendrán o si algunas comunidades quedarán aisladas. ¿Serán suficientes los futuros diseños, incorporando más características resilientes al clima y basados en los mejores datos y modelos, en un entorno con restricciones presupuestarias?

Si bien hay una mayor conciencia de la necesidad de integrar la capacidad de resiliencia en el plano nacional, existe una clara brecha en el plano subnacional. Las organizaciones nacionales aplican un sofisticado sistema de revisión a cualquier propuesta de desarrollo, especialmente en zonas urbanas, que supere determinadas dimensiones. Los consejos parroquiales aprueban propuestas de desarrollo más pequeñas sin ningún examen particular de su capacidad de resistencia y naturaleza adaptativa. El incremento del riesgo en este tipo de obras de desarrollo más pequeñas, no resistentes al clima, especialmente en áreas propensas a inundaciones, es preocupante. CDKN está apoyando a científicos jamaiquinos para evaluar los riesgos futuros en cuencas fluviales seleccionadas propensas a inundaciones y diseñar medidas de adaptación para comunidades vulnerables. En colaboración con el Departamento de Geología y Geografía de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI) y su nueva Unidad de Proyección del Clima, CDKN está apoyando investigaciones innovadoras para reunir cartografía hidrológica histórica y proyecciones climáticas futuras para apuntalar acciones en el plano de los gobiernos y comunidades locales.

La incertidumbre en torno a los impactos, costos y modelos no impide acciones en el caso de la NWA o la UWI en Jamaica, pero en otros casos hay muchos factores que llevan a la inacción: acceso a financiamiento, falta de políticas, fragmentación institucional, escaso acceso a capacidad de investigación e intereses creados, todo ello impide pasos para construir capacidad de resiliencia. La CCORAL proporciona un elemento en la forma de una herramienta para decisiones especializadas sobre el cambio climático para los países del Caribe, y ha sido diseñada para que pueda ser aplicada a todos los niveles, desde la planificación del presupuesto nacional hasta los programas sectoriales y, finalmente, a nivel de proyecto.

Siguientes pasos de la CCORAL

Como herramienta, la CCORAL es de poco valor hasta que se utiliza. El objetivo, por lo tanto, es asegurar su adopción. Debe ser aplicada a las decisiones sobre inversiones y políticas, para mejorar vidas y medios de subsistencia. 5C pondrá en marcha un programa de capacitación y, con más apoyo de CDKN, aplicará la herramienta en algunos sectores críticos en países seleccionados. El fuerte compromiso político con la acción sobre el cambio climático en el Caribe, junto con las capacidades institucionales y de investigación existentes, indica que se puede hacer mucho para hacer frente a las amenazas que Chantal y sus sucesoras continuarán planteando a la economía y la gente de la región.

, , ,

Comments are closed.