Vínculos de accesibilidad

DESTACADO: Río+20 – ¿En qué escenario llegamos a los días centrales de la Cumbre?


Con el arribo a Río de Janeiro de los jefes de Estado y Gobierno de casi un centenar de países, esperado para este miércoles 20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 entra a su recta final. ¿En qué escenario llegamos a los días decisivos? ¿Qué correspondería esperar de este evento a puertas de los días finales y decisivos? ¿Será, como fue definido, “una oportunidad histórica”? ¿O terminará con un acuerdo “poco ambicioso”, como lo vienen criticando en estos momentos?

“El Futuro que queremos”

La más reciente información proveniente de Río+20 da cuenta de la aprobación de las 193 delegaciones de los países al documento “El Futuro que Queremos”, presentado por Brasil pero cuyo contenido fue reducido y de donde se han retirado los temas que generan controversia entre los negociadores.

El documento, concluido la madrugada del martes 19, fue aprobado sin modificaciones y se encuentra a la espera de la llegada de los jefes de Estado y de Gobierno.

Cronología de las negociaciones

Eran varios los puntos que no generaban consenso. Uno de los principales era la creación de un fondo para los “medios de implementación” hacia una economía verde, que en el proyecto inicial de la G77 y China incluía un fondo anual de 30 mil millones de dólares. La propuesta fue descartada por la negativa de los países europeos de hacerse cargo de compromisos económico-financieros. La “solución” propuesta fue la creación de fondos de origen privados y de instituciones multilaterales.

Un tema que venía generando desencuentros era la propuesta de la Unión Europea para la creación de una organización internacional que se encargara del medio ambiente. Brasil y Estados Unidos se oponían a esta alternativa.

Los grandes temas que se planea ver en la agenda luego del arribo de los jefes de Estado y Gobierno en Río son:

1.- Los empleos que puede crear la economía verde.
2.- El acceso universal a una energía más eficaz y más limpia.
3.- Las ciudades sostenibles (menos polución y menos pobreza).
4.- La seguridad de los alimentos.
5.- El acceso universal a fuentes de energía más eficaces y más limpias.
6.- El acceso al agua potable y a las instalaciones sanitarias.
7.- La gestión sostenible de los océanos.
8.- La prevención de catástrofes naturales.

Reacciones al texto final

Las reacciones al documento “El Futuro que queremos” no han sido tibias quizá porque las expectativas eran altas y las necesidades del medio ambiente apremiantes. Las respuestas más críticas llegaron desde las ONGs y la sociedad civil.

Antes de la presentación del documento un grupo de personalidades, que incluía a 5 premios Nobel, había pedido a los negociadores “ir más allá de las buenas intenciones y aprovechar la oportunidad histórica”. Esta invocación se sumaba a las de los negociadores brasileños que buscaban mirar más allá de las malas coyunturas económicas y apuntar a un mayor compromiso en plazos más largos.

Esas reacciones distan mucho de las recientes dadas por ONGs. Greenpeace llamó “fracaso épico” el acuerdo y la propuesta de una “economía verde” fue calificada como una mentira o una máscara para crear una nueva burbuja financiera con el medio ambiente. Las opiniones desde la sociedad civil distan poco de esos calificativos.

¿Qué esperar?

Según diversas opiniones las expectativas deberían aterrizar bastante para poder encuadrarse con los hechos. La crisis económico financiera de la Unión Europea condicionó la presencia de sus integrantes a evadirse de compromisos económicos. Otros eventos, como la situación en el Medio Oriente y la carrera presidencial en Estados Unidos, alejan también del foco del debate a Río+20. Por el momento toca esperar los días decisivos.

, , , ,

Comments are closed.