Vínculos de accesibilidad

DESTACADO: Pequeños pasos iniciales hacia la cooperación climática traen pequeñas victorias, pero no las suficientes para frenar el sufrimiento por los cambios climáticos

Publicado también en Inglés

Las perspectivas de lograr un acuerdo climático global, ambicioso e incluyente, durante los próximos dos a tres años, son tenues, y las perspectivas posteriores de graves impactos del cambio climático en la gente más pobre del mundo son motivo de profunda preocupación. Ése es el mensaje de la Alianza Clima y Desarrollo (CDKN) al cierre de las últimas negociaciones de la ONU sobre el clima en Bonn, Alemania.

“Las perspectivas para la gente más vulnerable del mundo continúan siendo extremadamente graves,” dijo el Director General de CDKN, Sam Bickersteth. “Existe la necesidad de conseguir compromisos vinculantes, particularmente de quienes  emiten más gases de efecto invernadero, limitar dichas emisiones será esencial si se quiere limitar la pérdida de vidas y de sustento económico como resultado de los impactos climáticos de este siglo.”

Sam Bickersteth agregó: “Sin embargo, podemos cobrar ánimo de los modestos pasos logrados en las negociaciones de del CMNUCC este mes. Se ha avanzado en la gobernanza de los fondos de la ONU para la adaptación, aunque es imprescindible que más de estos fondos se desembolsen a los países en vías de desarrollo. Los negociadores/as avanzaron en el diseño de cómo podría desarrollarse un Centro y Red de Tecnología patrocinados por la ONU para apoyar la transferencia a los países en vías de desarrollo de las tecnologías que emiten poco carbono y lo captan.”

CDKN ayuda a quienes formulan las políticas en los países en vías de desarrollo para descifrar el confuso escenario del financiamiento para acciones climáticas, y para conseguir y asignar estos recursos para sus programas nacionales en materia climática. CDKN también ha aumentado sus esfuerzos por apoyar a los países en vías de desarrollo – particularmente los menos desarrollados – para orientarlos dentro del laberinto del proceso climático de la ONU.

Las medidas de los países en desarrollo para emprender Acciones Adecuadas de Mitigación a Nivel Nacional (NAMAs) y para adelantar o actualizar sus Programas de Acción para la Adaptación Nacional (NAPAs) también estuvieron sobre la mesa en Bonn. “Muchos países en vías de desarrollo necesitan actualizar sus planes de adaptación y adelantar sus planes de mitigación,” dijo el Sr. Bickersteth. “Es importante que puedan hacerlo de una manera que integre plenamente la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y el desarrollo humano con las políticas climáticas”. CDKN ya está prestando asistencia técnica a los gobiernos de Kenia, Ruanda, Colombia, El Salvador, Pakistán y otros para  precisamente hacer esto.

El trasfondo para ésta, la más reciente de las conferencias del CMNUCC, fue un informe alarmante de la IEA que dice que las emisiones de gases de efecto invernadero por el uso energético de la sociedad a nivel global alcanzaron su mayor nivel histórico en el año 2010. A medida que suban las temperaturas medias mundiales, los modelos científicos indican que la sociedad humana sufrirá cada vez más enfermedades y muertes relacionadas con el calor, la inseguridad alimentaria, el estrés por falta del agua y la difusión de las enfermedades infecciosas. Los países en vías de desarrollo son los menos preparados para enfrentar estos retos. Un nuevo video impactante de la CDKN, Voces del Frente en el Cambio Climático (enlace) muestra cómo las comunidades del Sur ya están siendo afectadas.

Contacto:
Para solicitar una reunión con los expertos de CDKN contactar con Tristan Stubbs en tristan.stubbs@cdkn.org

Nota de la Redacción:
El Cuarto Informe de Evaluación del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) para el año 2007 concluyó que: ‘Muchos impactos por el cambio climático podrán reducirse, retrasarse o evitarse mediante la mitigación. Los esfuerzos e inversiones para la mitigación durante las próximas dos o tres décadas tendrán un gran impacto en las oportunidades de lograr niveles de estabilización más bajos. El retraso en las reducciones de emisiones limitará significativamente las oportunidades de lograr menores niveles de estabilización de los gases de efecto invernadero en la atmósfera y aumentará el riesgo de impactos más severos por el cambio climático’.

El informe llegó a estas conclusiones: El promedio de la temperatura superficial de la Tierra probablemente aumentará en 2 a 11,5°F (1,1-6,4°C) para fines del siglo XXI, comparado con los valores en 1980-1990, siendo el estimado más probable de 3,2 a 7,2°F (1,8-4,0°C). Esta diferencia – al parecer, mínima – del incremento en el promedio la temperatura mundial refleja una enorme diferencia entre la supervivencia humana (al extremo menor de la escala de 1,1, que es 1,9°C más que los niveles preindustriales) y los impactos climáticos destructores que serán difíciles de manejar y llevarán a ciclos negativos de retroalimentación física en los sistemas de la Tierra (por sobre un incremento medio de la temperatura en 2 grados).

El recalentamiento no se distribuirá uniformemente en todo el planeta. La mayor parte de Norteamérica, toda África, Europa, y  Asia norte y central; y la mayor parte de América Central y del Sur probablemente se recalentarán más que el promedio planetario.

El Protocolo de Kioto, que obliga a las naciones ricas e industrializadas a compromisos vinculantes por reducir las emisiones de los gases con efecto invernadero de sus niveles al 1990, llega a su final en el año 2012. Así como el marco jurídico que proporciona para informar sobre tales reducciones, también proporciona un mercado oficial altamente regulado para el intercambio de créditos de carbono entre los países – mecanismo importante para permitir que los países en vías de desarrollo obtengan financiamiento para sus esfuerzos por reducir sus emisiones de carbono. Si el Protocolo de Kioto caduca y no es renovado, es posible que tales créditos por ‘Reducción Certificada de Emisiones’ también se hagan redundantes, hundiendo buena parte de la arquitectura internacional de mitigación climática y las actividades comerciales afines. En Bonn, las/los negociadores comenzaron a explorar las posibilidades de mantener la vitalidad de tales mercados oficiales de carbono, aunque los países no acordarán suscribir un segundo período para los compromisos de Kioto para el año 2012.

2- La Alianza Clima y Desarrollo apoya a los tomadores de decisiones en el diseño y la entrega de un desarrollo compatible con el clima. Esto lo hacemos mediante la combinación de investigación, servicios de asesoría y gestión del conocimiento en apoyo de procesos de gestión política de propiedad local. Trabajamos en colaboración con los tomadores de decisiones en los sectores públicos, privados y no gubernamentales a nivel nacional, regional y global.

CDKN es una alianza de seis organizaciones operando en Asia, África y América Latina y el Caribe con una oficina central en Londres, Reino Unido. Nuestra organización incluye científico del clima, investigadores, economistas, consultores y gestores de proyectos, junto con especialistas en comunicación, y creación de alianzas y redes.

Respondemos a la demanda y buscamos la mejor fuente de expertos para responder a las solicitudes de los países en desarrollo. En este proceso, nuestro objetivo es fortalecer capacidades y promover relaciones de colaboración a largo plazo.

CDKN fue creado por el Departamento para el Desarrollo Internacional del Gobierno Británico en marzo de 2010 por un período inicial de cinco años, y actualmente también recibe financiamiento del Ministerio de Asuntos Exteriores de Holanda. Por favor, para mayor información visite www.cdkn.org

, , , , , , ,

Comments are closed.