Vínculos de accesibilidad

DESTACADO: Cuando la presión en las ciudades lleva a la innovación

Publicado también en Inglés

CDKN se enorgullece de ser un socio que apoya el segundo Congreso de Ciudades Resilientes en las ciudades y la adaptación al cambio climático. Ciudades Resilientes es el foro mundial para la adaptación al cambio climático y la creación de resiliencia en las ciudades y otras formas de gobierno local.

Uno de los debates más acalorados en el Congreso de Ciudades Resilientes es cómo ir más allá de la vulnerabilidad a la adaptación y más allá de la adaptación a la resiliencia. Este es un reto político importante cuando, así como Jeb Brugmann, fundador de la junta consultiva del ICLEI y socio gerente de la Siguiente Práctica, lo plantea, muchas personas probablemente están pensando, “¿quién diablos se quiere adaptar?”.

Ciudades Resilientes ha reunido una vibrante mezcla de responsables políticos, instituciones internacionales, ONG’s, académicos y empresarios, dentro de los tranquilos confines del Instituto GSI en Bonn, para discutir estos temas desafiantes. Mientras que no hay “una talla única que le haga a todos” y las ciudades en el hemisferio Sur tienen necesidades muy diferentes a las del Norte, Ciudades Resilientes ayuda a las ciudades a aprender unas de las otras y de una amplia gama de expertos acerca de lo que puede, y lo que no puede funcionar efectivamente. Paralelamente el Foro de Alcaldes, un evento cerrado que informa periódicamente a Ciudades Resilientes, facilita directa y efectivamente diálogos regionales intergubernamentales sobre estas cuestiones.

Dos de los hechos más memorables que hemos aprendido en Ciudades Resilientes son: en primer lugar el 75% de las emisiones globales se originan en las ciudades. En segundo lugar, las megalópolis del siglo 21 tienen poblaciones que superan las de algunos países pequeños, en Sao Paulo, Brasil el área metropolitana tiene cerca de 20 millones de habitantes, casi el doble que en algunos países europeos. Independientemente de lo que sucede en el plano intergubernamental, las ciudades se están viendo forzadas a conducir la identificación de soluciones resilientes para la mitigación, la adaptación y el desarrollo. Esto es particularmente cierto en el hemisferio Sur, donde el 95% del crecimiento de las ciudades está llevando a cabo. También lo que realmente nos resultó impactante es que las ciudades, como un grupo de negociación, están desempeñando un papel cada vez más poderoso para influir en las negociaciones internacionales sobre el clima.

Las ciudades han de jugar un papel vital en el fomento del desarrollo compatible con el clima. Joey Sarte, gobernador de la provincia de Albay, en Filipinas, señaló que los gobiernos locales están más cerca de la gente, y por lo tanto se enfrentan a las apremiantes necesidades de una población que necesita políticas y soluciones para mejorar la resiliencia a las cambiantes condiciones del clima.

Una selección de soluciones simples pero efectivas que se presentaron en Ciudades Resilientes incluyen: el desarrollo de resiliencia en lo que está sucediendo en el desarrollo de las ciudades y dirigir los fondos disponibles para el crecimiento de las ciudades específicamente en la capacidad de resiliencia. Actualmente 300 billones de dólares están siendo canalizados hacia las ciudades, una cifra frente a la cual los fondos de adaptación palidecen en comparación.

Un desafío clave consiste en aprovechar ahora los fondos de adaptación públicos disponibles, junto con el poder del sector privado, con el fin de acceder a estos enormes flujos de fondos, y otros grandes fondos del sector privado como el billón de dólares del fondo de pensiones. Una directiva clave del Foro de Adaptación de Alcaldes para Ciudades Resilientes este año ha sido que las ciudades no pueden esperar a la financiación internacional antes de que se adapten, las ciudades deben tener un enfoque de abajo hacia arriba y “predicar con el ejemplo”; estableciendo buenos ejemplos a ser seguido por sus gobiernos nacionales.

Ciudades Resilientes ofrece una gran oportunidad a las ciudades para presentar sus acciones mediante estudios de casos, demostrando qué está funcionando y qué necesita mejorar. Estudios de caso sobre la evaluación de la vulnerabilidad en Johannesburgo, Toronto, Sao Paulo, Chennai y Quito [presentado por Pati León, miembro del equipo de CDKN de América Latina y el Caribe] demostraron que el proceso debe ser integral y responder a las necesidades de resiliencia de las ciudades. Un taller sobre el estado de Lagos ha demostrado los importantes retos y logros sobre el terreno en este estado en Nigeria.

Entonces, ¿qué es lo que sigue para las ciudades? Muchos de los encargados de formular políticas y los delegados expertos ahora asistirán a las reuniones intersesionales en  Bonn CMNUCC y a la COP 17 en Durban, y por supuesto a la reunión de Ciudades Resilientes en 2012. Las ciudades continuarán adaptándose y avanzando hacia la resiliencia, en colaboración con sus comunidades, el sector privado y los gobiernos nacionales. Tal y como Didas Massaburi, alcalde de Dar Es Salaam en Tanzania nos lo recordó esta mañana, “nadie es tan inteligente como todos”.

, , , , , ,

Comments are closed.